Los siete Chakras

Hola Yoguis y Yoguinis, bienvenido de nuevo al blog yogi, hoy en Balance Yoga Murcia hablaremos de los siete chakras, en nuestras clases utilizamos muy a menudo la visualización de de cada uno de ellos, en su lugar correspondiente y el color que se le atribuye, te vendrá genial esta información para que tus practicas fluyan mucho mejor desde tu primera practica.

los 7 chakras

Origen

El conocimiento de los chakras se remonta al principio de los tiempos. El lugar de nacimiento de la raza humana es Tanzania, en África Central, en esta región existe una montaña sagrada llamada Monte Meru; esta montaña representa el viaje de la vida desde la parte inferior de la montaña a la (chakra de la Raíz o al chakra corona) superior. Este es el lugar original donde se inició el conocimiento del sistema energético y los chakras.

El Monte Meru surge en la mitología del antiguo Egipto y sus tradiciones junto con las de la India, nos han sido reveladas por el hinduismo, a través del conocimiento de los chakras. Es a partir de la tradición india yoga tantra, que se obtiene la mayor parte de nuestras enseñanzas actuales. El Tantra yoga es uno de los caminos espirituales de los pueblos dravídicos que son descendientes de Etiopía. Éste incluye en sus enseñanzas, los chakras, la astronomía, la astrología, el Kundalini y el Hatha yoga.

Definición

La palabra “chakra” significa “rueda” en sánscrito. Los chakras se encuentran girando los discos de energía y se conectan a nuestra columna vertebral y al sistema nervioso central. Los chakras son una comunicación directa con la red neuronal humana, que giran en sentido del reloj, en la misma dirección que giran los brazos espirales de la galaxia. Cada chakra tiene una frecuencia única que percibimos como uno de los siete colores del arco iris. Por ejemplo, los chakras de un recién nacido, aparecen en su color puro, ya sea rojo para el primer chakra hasta el violeta que es el último.

Poco a poco, a medida que envejecemos, el color de nuestros chakras se vuelve opaco, originado por los traumas y pérdidas de nuestras vidas, éstas dejan tras de sí, un depósito tóxico. Este depósito se adhiere a los chakras y les impide vibrar a su frecuencia pura, lo cual acelera el envejecimiento físico y produce enfermedades. Cuando se eliminan estas toxinas, los chakras comienzan a girar libremente y vibran de nuevo en función a su pureza original, devolviendo a nuestro cuerpo una salud plena tanto física como mental.

Los seis chakras del hinduismo

En el libro escrito por el britanico Arthur Avalon , titulado “El poder de la serpiente”, se habla de la existencia de 6 chakras en el origen de éstos. Los mismos son:

  1. Chakra de la raíz: este chakra se encuentra en la base de la columna vertebral, entre la zona del ano y los genitales
  2. Chakra sacro: Ubicado a lado del ombligo
  3. Chakra del plexo solar: ubicado en la parte inferior de las costillas
  4. Chakra del corazón: ubicado en el centro del pecho, al nivel del corazón
  5. Chakra de la garganta: se encuentra ubicado justamente en la garganta
  6. Chakra del tercer ojo: ubicado en el centro de la frente

En la actualidad se conocen siete chakras, de acuerdo a la creencia esotérica del Occidente y no seis. El último chakra fue localizado en la región de la cabeza, por considerarse una zona muy importante y donde terminaría la alineación en conjunto con todos los demás chakras. Éste se denomina Chakra de la corona: ubicado en la cabeza.

Los 7 Chakras

Vamos ahora a hablar un poco más de cada uno de los siete chakras…

Chakra de la raíz Muladhara

 primer chakra
Símbolos del primer chakra: Muladhara

Asociado con el color rojo y el elemento tierra, este chakra es nuestro centro de energía y la supervivencia. Se encuentra en la base de la columna vertebral y se puede considerar que es nuestra raíz, la que nos mantiene física y emocionalmente arraigados. Es el centro del Kundalini o fuego serpentino. Por su estimulación, es capaz de despertar a los otros chakras. Tiene una fuerza extraordinaria, que puede elevar a la persona a lo más alto.

El Chakra Muladhara proporciona la energía que nos da la sensación de estar satisfechos con respecto a nuestras necesidades vitales y materiales; también nos proporciona seguridad y estabilidad emocional. En el cuerpo, este chakra de relaciona con el intestino, con las piernas, con los pies y con la base de la columna vertebral. El mantra asociado a este chakra es el “LAM”.

Chakra sacro (Svadhisthana chakra)

segundo chakra
Símbolos del segundo chakra: Svadhisthana

Este chakra vibra en el color naranja y nos permite abrir el flujo de la vida. Su elemento es el agua. En el cuerpo, se asocia con las caderas, los genitales, con el sistema reproductivo, con los riñones y la vejiga. Este chakra equilibra la sensibilidad y la capacidad de respuesta de la persona. Es una apertura a nuevas experiencias de la vida, una maravilla permanente de la magia que nos rodea, es la aceptación del cambio y de las experiencias sensoriales. En conclusión, es el chakra de la sensualidad y de las emociones que experimentamos de una manera saludable y gratificante. El mantra asociado a este chakra es el “USTED”.

Chakra del plexo solar (Manipura chakra)

tercer chakra
Símbolos del tercer chakra: Manipura

Este chakra está asociado con el color amarillo, que se encuentra en el plexo solar, sus funciones están relacionadas con el sistema digestivo, su elemento es el fuego y representa el poder personal. Esto se refleja en la capacidad de acción y la asertividad del individuo en el mundo; es el centro de energía asociado a la auto confianza. Este chakra nos ayuda en nuestra toma de decisiones, en hacer frente a los riesgos; a establecer nuestros límites y necesidades personales y las de los demás. También nos traslada una voluntad de éxito y nos ayuda a establecer los principios en los que elegimos vivir. El mantra asociado a este chakra es el “RAM”.

Chakra del corazón (Anahata chakra)

cuarto chakra
Símbolos del cuarto chakra: Anahata

El chakra del corazón actúa como un punto de conexión y el equilibrio entre el mundo físico al que pertenecen los tres primeros chakras y la dimensión espiritual, por lo que se le conoce como el chakra central. Al ser su elemento aire, está conectado al sistema respiratorio. Se encuentra en el centro del corazón y cubre la parte superior del pecho en color verde o rosa, lo que nos da el poder y nos revitaliza con las fuerzas del amor, tales como: la compasión, la armonía, el amor de la pareja y la familia, la amistad, el amor por uno mismo y la conexión con la existencia. El mantra asociado a este chakra es el “YAM”

Chakra de la garganta (Vishuddha chakra)

quinto chakra
Símbolos del quinto chakra: Vishuddha

El quinto chakra es trascendente y se asocia con la purificación. Nos ayuda a encontrar el camino a la conciencia y la voz de nuestro espíritu. Este chakra tiene una vibración de color turquesa y su elemento es el éter. Situado en la garganta, que se relaciona con el cuello, la garganta, la mandíbula y los dientes. Es el motor de la creatividad y la comunicación y activa la energía necesaria para la escritura, el canto, el habla y la escucha. También se asocia con su poder de curación mediante su vibración. El mantra asociado a este chakra es el “HAM”

Chakra del tercer ojo (Ajna chakra)

sexto chakra
Símbolos del sexto chakra: Ajna

El color del tercer chakra es el índigo y su elemento es la luz. Este chakra está ubicado en el lugar donde la tradición india lo define como el “tercer ojo” en la frente, justo entre los ojos. Es el contacto con otros niveles de conciencia. Físicamente, la energía se conecta a los ojos y la cabeza. Sus cualidades afectan la memoria y la concentración. La fuerza del chakra Ajna se encuentra en la intuición, en nuestra capacidad de conectarnos con la sabiduría y la mente universal. Los atributos de esta rueda de energía son: la imaginación, la creación artística, los sueños y el poder de visualización. El mantra asociado a este chakra es el “OM”

Chakra Corona (Sahasrara chakra)

sexto chakra
Símbolos del séptimo chakra: Sahasrara

Este es el chakra de la conciencia pura. Por lo general se asocia con el color púrpura, aunque su energía es también blanca: la vibración más alta que cubre todos los colores existentes. Se encuentra en la parte superior del cráneo y representa la espiritualidad. Su elemento es la luz interior, la voluntad y el pensamiento que contiene el poder de la mente. Sus energías de vibración permean las otras fuerzas vitales y crean experiencias.

En el cuerpo, la vibración se produce en los huesos y la piel. Este es el chakra que nos conecta con el infinito, con el significado de la vida y la devoción. Está representada por una flor de loto con cientos de pétalos. El séptimo chakra nos pone en sintonía con la divinidad y la gracia de nuestro verdadero ser. El mantra asociado a este chakra es el “OM”

Limpieza

Cuando una persona se está muriendo, la energía del cuerpo anhela sanar. Al limpiar las toxinas adheridas a los chakras, se les permite a las personas, liberarse de los estragos del tiempo.
No es posible limpiar los siete chakras en una sola sesión, ya que el proceso es largo y se debe hacer con paciencia. Se puede trabajar en la purificación de varios chakras al mismo tiempo, pero no en todos; lo recomendable es hacerlo con uno o dos chakras, empezando siempre por el primero. No se debe tener miedo de recoger cualquier residuo tóxico adherido a los chakras de la persona, ya que al finalizar la sesión, éste será incinerado y convertido en luz. Las energías negativas como la ira o el resentimiento no son superficiales, por lo que el proceso de limpieza se produce es a un nivel energético.

Los siete Chakras

Abrir chakras

En primer lugar debemos darnos cuenta de que cada ser humano es parte de un todo, su estructura física y sus vibraciones están acorde con las fuerzas cósmicas, sus componentes existían antes del nacimiento y continúan después de su muerte, ambas cosas son sólo un cambio de forma. Cuando se abren los chakras, el hombre toma conciencia de los diferentes planos de la existencia, puede penetrar, y armonizar o revitalizar estos planos desde el interior.

El ser humano durante toda su vida, pasa por sus sufrimientos y temores que lo llevan a plegarse sobre sí mismo y por consiguiente a obstaculizar los chakras. Aprender a abrir los chakras, corta la relación con los diferentes planos de la vida. Existen varias formas de aumentar la apertura de los chakras por medio de los colores, mantras, sonido o vibración, aceites esenciales, piedras y con la ayuda de un terapeuta especializado.

Bija Mantras para activar y armonizar los siete Chakras

En la antigua India, los yogis entonaban mantras para ayudar a incrementar la resonancia de los chakras. Este canto consciente e intencionado se llama bija mantra y es una poderosa herramienta para mejorar las funciones de nuestros centro de luz. ¿Sabías que los chakras tienen una vibración específica y en consecuencia también un sonido característico?. El uso de bija mantras tiene un efecto armonizador en nuestro cuerpo, ya que transforma la vibración que circula por cada uno de estos centros de energía. En este articulo revisaremos cuáles son estos y cuál es la influencia en los siete principales chakras.

El bija mantra del muladhra chakra (chakra raíz) es “LAM”.

El canto de este mantra incrementa la influencia del elemento tierra en el cuerpo. Esto ayuda a la persona a trabajar en sus arraigos, tener bases sólidas que le permitan fortalecer su estabilidad y estar presente en el mudo.

El bija mantra del svadhishtana chakra (segundo chakra) es “VAM”.

Entonar este chakra ayuda a incrementar  la influencia del elemento agua en el cuerpo. Las cualidades del agua están relacionadas con la suavidad y la pureza y es precisamente estas aptitudes las que se acentúan en el cuerpo: nos permitimos desarrollar vínculos de amor (incondicionales), conectarnos con nuestros sentimientos y dejar que ellos fluyan armoniosamente.

El bija mantra del manipura chakra (tercer chakra) es “RAM”.

El canto de este mantra aumenta la influencia del elemento fuego en el cuerpo y en la mente. Esto significa que estimula la capacidad de discernimiento y de distinguir entre la verdad y los dramas de la vida. Las cualidades calientes del fuego, favorecen el desarrollo de virtudes como el coraje, la confianza y la motivación para seguir adelante y emprender proyectos personales.

El bija mantra del anahata chakra (chakra corazón) es “YAM”.

Este mantra permite el aumento del elemento aire tanto del cuerpo como de la mente. El adecuado flujo pránico en este centro energético ayuda a mejorar la claridad mental y de los pensamientos, desacelerar la agitación de los mismos. Esto tiene un impacto en la manera que comprendemos y digerimos la información interior y los estímulos externos.

El bija mantra del vishuddha chakra (chakra garganta) es “HAM” y se pronuncia “jam”.

Cantar este mantra, facilita el aumento del elemento éter. Este es el centro energético de la comunicación, ya sea verbal o artística. La autoexpresión se refleja de diversas maneras, desde cómo vestimos o adornamos hasta cómo transmitimos ideas y puntos de vista. En definitiva, cuando este chakra está en balance encontramos los medios para ser y decir libremente, para fluir sin represiones ni auto censuras.

El bija mantra del ajna chakra (tercer ojo) es “KSHAM”.

Entonar este mantra contribuye a aumentar el elemento éter en el cuerpo físico y en el cuerpo sutil. El ajna chakra es el ojo interno de la percepción y cuando aumentamos la vibración de este centro, hay una mayor comprensión y conciencia de quiénes somos. Trascendemos el plano físico, e incluimos otros ámbitos de la existencia. Desarrollar una mayor conciencia sobre quiénes somos, supone desterrar el protagonismo del ego como conductor de nuestra vida y nos permite ser conducidos por luz interna del alma.

El bija mantra del padma sahasra chakra (chakra corona) es “OM”.

La vibración de este mantra aumenta la influencia del elemento éter en los cuerpos físicos, sutiles y causales. Se recomienda a personas que se encuentran en equilibrio. Cuando aumenta la vibración de este chakra, una persona se da cuenta de su verdadera naturaleza, comprende que no existe separación real entre el ser de luz que uno es y la conciencia universal. En definitiva, comprende que la Creación y todas sus manifestaciones son solo una y es interdependiente.

Los siete chakras y el yoga

El yoga es fundamental para abrir y purificar los chakras presentes en nuestro sistema energético, ya que es a través de las posturas y secuencias del yoga y la respiración controlada, que logramos alinear los chakras, el cual nos proporcionará el equilibro perfecto para alcanzar un estado óptimo de salud física y mental. Por esto es importante, la práctica constante de las posturas, hasta lograr la perfección en cada una de ellas.

Los siete chakras y el reiki

Para entender el Reiki y las posiciones de las manos que se utilizan, es necesario que el individuo tenga algún conocimiento de los chakras. La correcta posición de las manos que contiene la técnica Reiki, trata todos los chakras principales que están conectados con los órganos físicos de nuestro cuerpo y con las diferentes capas del aura.

Podemos decir, que cada persona puede llegar a tener el control de su vida a través de su cuerpo y mente. Este control se logra mediante la purificación de los chakras, la cual ocurre a través de un proceso de limpieza que se relaciona con el perdón verdadero e incondicional, este proceso proporciona la curación asombrosa que se manifiesta en todas las áreas del cuerpo y la que nos permitirá elevar la conciencia hasta llegar a la iluminación.

Dato curioso

Visión chamánica de los siete chakras

Los practicantes de Yoga reconocen siete Chakras y es el sistema más comúnmente aceptado. Chamanes de las tribus de América, en sus creencias tienen nueve; siete dentro del cuerpo físico y dos fuera de él. El octavo Chakra lo sitúan dentro del campo de Energía Luminosa (Aura), y el noveno, fuera de este campo y se extiende por todo el cosmos. Los definen así de forma resumida: El 8º Chakra sería donde Dios mora dentro de nosotros y el 9º Chakra es la parte de nosotros que mora dentro del Creador.

  • El 8º Chakra es la conexión con el Gran Espíritu. Se corresponde con el concepto cristiano del Alma, que es personal y finita. Directamente relacionado con el Timo y éste a su vez con la glándula Pineal.
  • El 9º Chakra es el origen del 8º: Reside fuera del campo de energía luminosa y se extiende por todo el cosmos. Se corresponde con el Espíritu que es impersonal e infinito. Es uno con toda la Creación, infinito y eterno. No está asignado a ninguna glándula.

¿Habías escuchado alguna vez esto?. Déjanos un comentario compartiendo tu opinión o tus conocimientos y no olvides pasarte por nuestros horarios y sedes.

Namaste!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe primicias sobre talleres y eventos de Balance Yoga

Nuria Vall

Buscaba poder practicar ashtanga de una manera sana y equilibrada, y que alguien me acompañara en mi práctica. Con Marina se aprende de una manera sencilla, suave, sin prisas, con amor y de forma segura. Se preocupa por sus alumnos y cada uno de ellos recibe la atención que merece.

Nuria Vall

Regina

Marina es una profesora excelente. Se nota que le encanta su trabajo, por su forma de transmitir el yoga y su paciencia al enseñarte. Es un placer ser su alumna.

Regina Aparicio